RECORDINGS

image

SEE ALSO

RELATED COMPOSITIONS:
Metamorphosis I - V
Itaipu
Glassworks
Einstein on the Beach
Satyagraha
Akhnaten
The Photographer

RELATED RECORDINGS:
Solo Piano on Sony Masterworks
Itaipu / The Canyon on Sony Masterworks
Glassworks on Sony Masterworks
Einstein on the Beach on Nonesuch
Satyagraha on Sony Masterworks
Akhnaten on Sony Masterworks
The Photographer on Sony Masterworks

Obras Maestras / Oeuvres Majeures

(1995)

CATALOG:
Sony SM2K 69264

TRACKS:

CD ONE
1. Opening   6:24
2. Metamorphosis one   5:39
3. Protest   4:19
4. Metamorphosis two   7:21
5. Evening song   4:06
6. Metamorphosis five   5:05
7. Akhnaten   4:14
8. The lake   10:03
9. Mato Grosso   11:41
10. Closing   5:56
CD TWO
1. The photographer   3:14
2. Fašades   7:20
3. Dance I   1:10
4. Dance II   5:42
5. Bed   3:39
6. Dance VIII   4:58
7. Kuru field of justice   6:04
8. Tolstoy farm   4:54
9. Metamorphosis three   5:31
10. To the sea   5:39
11. Metamorphosis four   7:01
12. Island   7:38

REMARKS:
This compilation CD, edited in Spain and France by Sony, consists of previously released material.

NOTES:
El ejercicio del antologo se presume fascinante cuando en las musicas a compilar prevalece la huella intemporal de la obra maestra. En la trayectoria musical de Philip Glass (Baltimore, 1937) esta distincion — reservada a muy pocos compositores contemporaneos— se convierte en una constante habitual.

Paralelamente, el privilegio recae en la audiencia, tanto si la intencion surge de la necesidad de aproximarse al universo glassiano con animo iniciatico, como si la experiencia implica el simple deleite de una musica ya reconocida de antemano. Para unos y otros, el presente compendio asegura la fascinacion, una sensacion esta. que emana de la personalidad de un compositor e interprete dotado de inspiracion inagotable, profundo conocedor de su capacidad para la transgresion generica, mas alla de su formacion clasica, impregnada de la ortodoxia patente en la musica culta norteamericana de este siglo. Philip, el niño prodigioso que a los 6 años se entretenia con el violin, a los 8 con la flauta y en los avatares de la adolescencia descarto para su carrera las tecnicas dodecafonicas, Philip, que es ahora mismo paradigma de modernidad y figura emblematico de una faccion de compositores contemporaneos que a ambos lados del Atlantico han fraguado su voz a caballo entre las disciplinas de la reiteracion y las artes visuales promovidas desde los atriles de la vanguardia. Posiblemente sea Glass el unico de esta generacion artistica marcada por la postguerra cuya naturaleza musical ha permitido eludir el poso de marginalidad inherente al resto de musicas innovadoras.

El unico compositor capaz de articular un discurso avanzado, en el que abrigar el poder magico de la comunicabilidad sin perder fuste. Un talento, una facultad para la transmision que se pone totalmente de manifiesto en este florilegio magistral, paseo hipnotico por los senderos musicales recorridos durante mas de veinte años, siempre en la brecha, siempre en la cresta de la ola. Las primeras notas con que el organo de "Opening" rompen el silencio previo a toda audicion, advierten que el recorrido sera intenso. No hay otro orden= que el puramente emocional, no se precisa del rigor cronologico para que Glass como musico, como compositor, esporadicamente como instrumentista, exhiba a modo de episodios, su vision del ritmo, unas veces desnudo, otras, engarzado en finas melodias.

Sabiamente definido como un compositor de imagenes, su fecunda labor en el campo de la "musica para teatro" — termino con el que prefiere definir la realidad de la opera contemporanea— ocupa buena parte de la recopilacion. Desde "Bed", breve apunte de la monumental "Einstein en the Beach" escrita en colaboracion con Robert Wilson. hasta sus piezas para danza, pasando por los extractos seleccionados de "Satyagraha" y "Akhnaten" el oyente descubrira las dotes incomparables del maestro Glass para sintetizar una musica que es complice de una imagen. Su sentido innato para enfatizar la plastica del teatro o de la danza moderna, se intercala con la parcela mas intima de su legado. Despunta entonces el instrumentista en clave de piano-solo, el ejecutor que inspirado en la "Metamorfosis" kafkiana se despoja de falsos virtuosismos para plasmar en delicadas melodias la esencia de una tradicion que identifica la America profunda y populista. Como es de ley en una antologia que se precie de puntual, no falta el Glass mas reciente, el aclamado hombre orquesta que un dia hiciera de taxista para pagar las deudas de una obra posteriormente reconocida y que ahora, ampliamente sobrepasados los cincuenta, se muestra sensible a la inquietud social de los años noventa. Asi se deduce del mensaje contenido en "ltaipu". cuya colosalidad instrumental — en buena parte debida a la versatilidad de la Sinfonica y Coros de Atlanta con Robert Shaw al frente— preserva una sutil vocacion ecologica, coherente con los rasgos que definen el concepto de musica global, sobre el que debera asentarse la musica del siglo XXI.

— Carles P. Illa